Mesa sobre propiedad intelectual en #LimaCreativa

Se está celebrando un seminario sobre industrias culturales, organizado por la Municipalidad Metropolitana de Lima, que se puede seguir a través de Cultura 24 [streaming] y el hashtag #LimaCreativa. Ayer asistí a la mesa sobre propiedad intelectual en tiempos digitales, que tuvo como ponente principal a George Yúdice, quien ofreció una aproximación sobre circulación de información y medios, comparando a América Latina con el contexto global. Sirva este post más bien para registrar las anotaciones luego de escuchar a los otros dos expositores, Santiago Alfaro y Oscar Montezuma.

Alfaro, subgerente de Artes Escénicas de la Municipalidad de Lima, ofreció una exposición sobre la dinámica de la piratería: hay que dejar de verlo solo como un problema policial o jurídico. Reconocer que en la piratería hay relato y producción alternativa.

  • Lo que comenzó abordándose como un problema policial, requiere ahora una nueva aproximación. La piratería como un problema económico antes que jurídico.
  • Piratería es pérdida para algunos, pero ganancias para otros. No obstante, esta ganancia para algunos actores de la cadena, como los micro comercializadores, no es suficiente para lograr una acumulación de capital.
  • Además, estas empresas están articuladas a mafias (que traen los insumos como los discos compactos de forma ilegal) y suelen persistir en la evasión fiscal. Tampoco cuentan con los incentivos para ofrecer al público productos de alta calidad.
  • Con todo, pese al predominio de la piratería en el país y su oferta de productos de baja calidad, esta dinámica permite que circulen contenidos originales y locales. Es decir, hay creación pese a la informalidad. Una afirmación que va a contracorriente del discurso de la propiedad intelectual, que afirma que con la protección jurídica de las obras creadas se incentiva que los autores reciban ingresos económicos y, por ende, continúen produciendo.
  • Se cita cómo los agentes locales en el mercado de productos culturales buscan otras formas de ingresos. Servicios antes que regalías.
  • La gestión que se requiere desde el estado para enfrentar la piratería. De la política policial a la cultural, dando apoyo a mypes culturales, capacitarlos, ofreciendo incentivos para que puedan subsistir manteniendo sus precios de venta reducidos.
  • Un instrumento para usar: los sistemas de información. Medir la dinámica de los mercados populares informales a través de estos sistemas.
  • El estado podría atacar las fallas económicas en el mercado de productos culturales, y así asegurar precios asequibles y diversidad en la expresión. Facilitar mecanismos de circulación alternativo.

Oscar Montezuma, como especialista legal, se enfocó más en el derecho de autor, en los problemas que buscó y busca solucionar, abogando por el equilibrio entre compensación y acceso de obras intelectuales.

  • Se recuerda que el Estatuto de Ana buscó controlar la producción de copias, que ya para entonces (siglo XVIII) era una actividad que los impresores podían realizar.
  • La idea de proteger a los autores tardó un poco más en reconocerse. Es el Convenio de Berna el instrumento internacional que comienza a reconocer a los creadores, los derechos que adquieren, tanto morales como patrimoniales. El contenido del Convenio ha sido la base de mucha de la legislación posterior en derechos de autor, incluida la peruana.
  • La tecnología que continuó evolucionando, otorgando mayor facilidad de copiar contenidos. Por esta realidad hay un conflicto permanente entre titulares de obras y usuarios /consumidores.
  • No hay que considerar al derecho como el mecanismo exclusivo que va a solucionar el problema. Se requiere incentivar nuevos modelos de negocios antes que más leyes. Es el derecho como campo de trabajo que debe de adaptarse a la realidad.
  • Así, antes que regular en exceso hay que aspirar a marcos normativos razonables, que aseguren el mentado equilibrio entre compensación a los autores y acceso a las obras. Esto requiere involucrarse en los procesos de reforma a la legislación de derecho de autor. Se cita el caso peruano, donde actualmente hay una revisión a la norma. Se cita el ejemplo del préstamo público y la excepción restringida para que las bibliotecas puedan prestar obras al público sin pedir permiso. Hay que hacer un trabajo de incidencia para que se amplíe la cobertura de obras a prestar. [Algo que parece no se dará en el actual proceso legislativo, como lo comentaba en este post].
Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: