Biblioteca Nacional de Suecia le dice no a WorldCat

Hace poco, la Biblioteca Nacional de Suecia desistió de continuar negociando con OCLC su participación en WorldCat, “la base de datos para la identificación de material bibliotecario más completa del mundo”.

El punto crítico de discrepancia: las normas internas de OCLC que no dan suficiente flexibilidad para reutilizar registros bibliográficos de su base de datos.

Servicios compartidos

Las bibliotecas suelen generar bases de datos con la descripción de lo que contiene sus respectivas colecciones. Esto permite mantener un control de lo que se tiene y generar catálogos que le den visibilidad a los fondos. Ciertamente, a mayor volumen en la colección, mayor esfuerzo (horas – hombre) para mantener la base de datos actualizada.

Servicios como los que ofrece WorldCat ha permitido la redistribución de esfuerzos. Es decir, si mi biblioteca se adhiere a la comunidad de WorldCat -con el pago correspondiente de membresía- tengo acceso a la descripción de material bibliográfico que puedo reutilizar para exponer lo que mi biblioteca tiene en su colección.

Libertad para compartir

Para los decisores de la biblioteca sueca, los beneficios que ofrece OCLC iban en desmedro de la lógica de colaboración que actualmente mantienen (y lideran) dentro de la red LIBRIS:  esta es una comunidad de colaboración de bibliotecas suecas donde se plantea el uso de bases de datos desde una posición de apertura.  Si un miembro de la red quiere desligarse, puede exportar la base de datos de sus registros bibliográficos, no importa si incluye o no registros que pertenecían a otras bibliotecas de la red.

La normativa de OCLC no permite este último punto. No te puedes llevar los registros que ya previamente pertenecían a WorldCat. Si la biblioteca nacional firmaba el convenio con OCLC, por extensión iba a afectar el manejo de LIBRIS. Esto iba a significar una mayor actividad controladora dentro de ésta y la dificultad de los miembros de la red para desligarse (no podrían llevarse todos los registros que tenían en la red, al menos que haya certeza de la no inclusión de datos bibliográficos que en principio le pertenecían a WorldCat o cuenten con los permisos suficientes para hacerlo).

Se ha mencionado que los suecos tomaron una decisión valiente: privilegiar la sostenibilidad de su propia red de bibliotecas antes que ceñirse/ restringirse ante un modelo antiguo de cooperación bibliotecaria. OCLC ha dado tibios pasos para mejorar la flexibilidad en ese sentido, mientras que ya hay una iniciativa (aun no consolidada) para ganar esa flexibilidad con el otorgamiento de licencias que incentive justamente la reutilización irrestricta de datos bibliográficos.

 

 

 

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: